Victoria sin precedentes de Francis Joyon en la Route du Rhum-Destination Guadeloupe

Francis Joyon, el más rápido en dar la vuelta al mundo con tripulación, arrebata una victoria sin precedentes en la línea de llegada de la Ruta del Ron y bate un nuevo récord.

Ha sido el final más apretado de los 40 años de historia de la mítica Ruta del Ron. Joyon establece un nuevo récord con un tiempo de 7 días 14 horas y 21 minutos de navegación transatlántica en solitario.

François Gabart, líder durante la mayor parte del recorrido, termina segundo a 7 min y 8 seg del nuevo récord.

El joven François Gabart (35), el hombre más veloz en dar la vuelta al mundo en solitario, había liderado desde el principio esta mítica regata transoceánica en solitario pero el veterano Francis Joyon (62), otro exitoso cazador de récords -circunnavegó el planeta con una tripulación que incluía al español Alex Pella en sólo 40 días- ha sido el que esta madrugada ha marcado un nuevo hito al vencer in extremis terminando primero las 3.542 millas de navegación entre la localidad bretona de Saint Malo y la de Pointe-À-Pitre, en la isla de Guadalupe (Antillas). El pasado domingo, día 4, 123 patrones divididos en seis clases comenzaban la aventura.

Joyon no tomó la delantera de la prueba hasta, como quien dice, el último suspiro: la baliza Basse Terre, situada a unas 24 millas de la línea de llegada. En prácticamente un mano a mano con Gabart avanzaban lentamente y sin apenas intensidad de viento en la oscuridad.

© IDEC SPORT

En las últimas dos horas a meta, Joyon llegó a estar tres millas por delante de su adversario, pero Gabart demostró ser más rápido en viento ligero. A una milla del final, los dos navegantes competían codo con codo, a 0,1 millas de distancia, un suspiro.

Cuando estuvieron a la vista de los miles de espectadores que esperaban su llegada, fue como el desenlace de un thriller en el que se palpaba la tensión. Pero fue Francis Joyon quien se llevó el gato al agua.

En medio de la noche, con el calor húmedo caribeño azotando y vientos muy ligeros, Francis Joyon cruzaba la línea de llegada con su Maxi trimarán IDEC Sport a las 23:21.47 hora local (04:21.47 hora peninsular), con sólo siete minutos y ocho segundos de ventaja sobre el MACIF de François Gabart, que llegó sin uno de sus foils y sin un timón.

Mientras cruzaba la línea, el veterano Joyon permaneció inmóvil durante casi un minuto. Era como si el navegante tranquilo, reservado y autónomo no pudiera creer que finalmente había conseguido la victoria en la regata, más de 30 años después de su primera participación en la “Reina” de los cruces transatlánticos.

Entre la flota de seis ULTIMES con algunos de los mejores patrones franceses a bordo, extrañaba ver en la línea de salida a Joyon ya que su barco pesa tres toneladas más que el nuevo MACIF con foils de Gabart. Sin embargo, sus múltiples participaciones en regatas oceánicas unidas a la experiencia de batir récords se complementaron a la perfección con su trimarán IDEC Sport, barco con el cual Joyon y sus cinco tripulantes establecieron el récord de vuelta al mundo sin escalas en 40 días en el 2017.

La potente borrasca en el Golfo de Vizcaya hizo de las suyas durante las primeras 24 horas de la carrera, y dos de los ULTIMES más modernos se vieron obligados a abandonar la regata. El Banque Populaire IX volcó en la segunda tarde en el mar y su patrón, Armel Le Cléac’h, rescatado por un arrastrero español.

La victoria de Joyon supone que la extraordinaria serie de éxitos de Gabart se detiene temporalmente. Ganador de la Vendée Globe, de la Transat Bakerly y de la Transat Jacques Vabre a dos en el 2015, además de poseer el récord mundial de vuelta al mundo en solitario y sin escalas, Gabart seguro que contaba aumentar su palmarés con una nueva victoria.

Pero la gestión y el manejo de Joyon era implacable. Hombre tremendamente independiente, Joyon es un navegante solitario que es la persona más feliz en el océano. Le encanta el arte de las carreras oceánicas y el mantenimiento de los sistemas de su yate, a menudo prefiere la simplicidad rústica a las ventajas mecánicas o eléctricas.

En la clase ULTIME donde, debido a las altas velocidades y a las altas cargas que se transmiten, se permite el routing meteorológico por especialistas en tierra, Joyon prefiere una intervención mínima. En 2014 confió en un único correo electrónico cada mañana y otro cada tarde. “Una palabra o dos, un texto vago en su teléfono es suficiente para Francis”, afirma un anterior router.

Al español Alex Pella, ganador de la Clase 40 en 2014 y que formó parte de la tripulación de Joyon en el trofeo de Jules Verne, le encanta el enfoque de Joyon, que contrasta con el gran equipo de Gabart, su gran presupuesto y sus grandes ambiciones.

“Hombres como François Gabart han surgido a través de iniciativas de capacitación y se han asegurado de que tienen lo mejor de todo, pero Francis aprendió todo por sí mismo”, explica Pella. “Pero, aunque es de la vieja escuela, le encanta toda la tecnología de estos barcos y le encanta escuchar y aprender. Le encantan los aparejos, las velas y todo lo relacionado con los foils. Él mismo construyó barcos desde cero, con sus propias manos, hace 40 años, y ha navegado en el Caribe y por todo el mundo”.

Pella agregó: “Su equipo son su hija, su hijo y un par de amigos. Compara eso con el MACIF o el Gitana con grandes equipos de ingenieros y preparadores; Francis lo hace todo él mismo o con sus amigos y familiares”.

Ésta ha sido la octava Ruta del Ron para Joyon, que establece un nuevo récord para el recorrido de 3.542 millas náuticas en siete días, 14 horas y 21 minutos, rebajando en 47 minutos el tiempo establecido en 2014 por el navegante francés Loïck Peyron.

Saludos y buenos vientos

0 Comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

¡Bienvenido! Inicie sesión en su cuenta

Recuerdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password