VINCENT RIOU: «El hombre la hace diferente»

Vincent Riou, el único antiguo ganador presente en la línea de salida de la próxima Vendée Globe, ha decidido no instalar los foils en su barco, el PRB. Es una sabia pero arriesgada decisión pero que no lo excluye en absoluto de optar a la victoria porque regateará de nuevo a bordo de un barco de probada eficacia y que conoce como la palma de su mano, el PRB. En una entrevista con Olivier Bourbon de Mer & Media Agency, Vincent se sincera y expone abiertamente lo que piensa.

Su PRB acaba de ser puesto de nuevo en el agua (15 de marzo), y que ha estado entrenando empujado por vientos provenientes de una profunda borrasca. ¿Es importante para usted entrenar en este mal tiempo antes de la regata?

Vicente Riou: «Sí, para conocer tu barco bien y comprobar que todo esté bien preparado, es vital para experimentar todo tipo de condiciones, incluyendo las más difíciles. Después de un período en el astillero, navegar con vientos fuertes y mar gruesa nos permitió probar el barco, volver a coger el ritmo de las cosas y al mismo tiempo conseguir fantástico álbum de fotos. Ahora estamos fuera del astillero, una estancia que se prolongó durante dos meses y medio. Estamos en modo ‘navegación’ y eso es una fase diferente. Vamos a tener que poner a punto y muy rápido todas las cosas para competir en la Transat, regata que comienza el 29 de mayo de Plymouth y New York».

¿Qué proceso sufrió su barco de 60 pies durante esta estancia en el astillero?

«No se le hicieron trabajos de gran envergadura. Sin embargo, se ha trabajado en muchos detalles para poder hacer buenos progresos. La idea es conseguir una décima parte extra de un nudo aquí y allá. Por ejemplo, hemos montado nuevos timones, afinadas las orzas, revistiéndolas con una capa protectora para ofrecer una mejor protección… »

«Los Foils no son la solución mágica»

A diferencia de lo que hizo Jérémie Beyou usted no ha equipado su barco del año 2010 con foils. ¿Puede decirnos por qué?

«Es muy sencillo, según nuestros estudios las probabilidades de ganar la Vendée Globe con los foils sería prácticamente las mismas que sin ellos. En ciertos casos, los foilers (barcos con foils) pueden obtener mejores resultados que los barcos tradicionales. Pero esa diferencia no es suficiente para justificar el cambio en todo el PRB. Cuando un estudio te revela que tienes una ventaja del 60% con las orzas rectas y un 40% con foils, no entiendo el por qué vale la pena llevar a cabo unos trabajos importantes gastando importantes sumas de dinero en ello».


Banque images hélicoptère à bord du PRB de… por VendeeGlobeTV

Usted conoce muy bien su barco en la configuración actual. Tal vez usted no quiere correr el riesgo de perder esa ventaja que tiene en términos de conducción y manejo?

«Exactamente. Tengo la suerte de tener un barco de 60 pies en el que he explorado en investigado todo lo permitido dentro de las reglas de clase. El PRB es hoy la embarcación de referencia de la flota, el mejor todo terreno. Cuando se tiene el mejor barco de la flota, estás obligado a preguntarte por qué cambiar las cosas… Por encima de todo está el que yo se manejarlo a la perfección. Con foils, habría tenido que empezar de cero y el calendario es muy apretado. Con sus orzas rectas, el PRB tiene el potencial necesario para ganar la Vendée Globe. Hemos tenido muchas razones para no instalar los foils. Pero respeto a aquellos que han tomado ese camino y se están preparando con los foils. Si yo estuviera construyendo un barco nuevo, me habría decantado por los foils, sin duda alguna. En la competición oceánica, al igual que en el sector de la construcción, a menudo es más difícil y más costoso renovar que construir desde cero. El trabajo en sí es muy complicado y no es muy del agrado de los equipos de tierra».

¿Cuánto le habría costado instalar los foils en el PRB?

«Al menos 500.000 euros. Tendríamos que construir un par de foils, construir nuevos casetes para alojarlos, adaptar los apéndices y luego reforzar la estructura del casco para que pueda soportar las nuevas tensiones. Todo eso ronda los 300.000 euros. El mástil del PRB es el de un barco tradicional, por tanto no habría resistido las tensiones adicionales y habría que construir un nuevo mástil, lo que representa una inversión de al menos 200.000 euros. Así pues, el presupuesto global ronda el medio millón de euros y podría elevarse rápidamente hasta los 600.000… y sin tener mayores posibilidades de ganar la Vendée Globe».

Pero la gente dice que en la Vendée Globe, un 80% de la navegación es a favor del viento, donde los foilers lo pueden hacer muy bien…

«Hay que tener cuidado con algunas de las cifras que se están manejando, o por lo menos, hay que examinarlas más de cerca. Lo que hizo VPLP-Verdier es muy grande y la tecnología es fascinante. Los diseñadores vieron una gran oportunidad para impulsar los IMOCA hacia una nueva era, pero no hay nada mágico en ello. No es blanco o negro. Un foiler no siempre va navegar más rápido que un IMOCA tradicional a favor del viento. Un IMOCA con foils nunca es más rápido cuando navega por debajo de los catorce nudos, que es lo que sucede entre el 20% y el 25% del tiempo empleado en la vuelta al mundo. Cuando estás navegando a 110º, 120º, 130º o incluso 140º con respecto al viento en condiciones muy fuertes, bien es cierto que son más rápidos. Pero cuando se trata de la VMG, los foils no son tan eficientes como las orzas rectas. El actual concepto de los foils no permite tener una IMOCA muy completo. Los diseñadores y los equipos están centrados en corregir ese problema con las nuevas formas de los foils. Las cosas se están moviendo en la dirección correcta, pero hay una gran cantidad de problemas que tratar, empezando por el concepto de la anti-deriva. Cuando navegas en ceñida, contra del viento, realmente eres más rápido con orzas rectas. Los foilers son más potentes y más ligero en algunas condiciones. Pero hay muchas otras condiciones que no los favorecen… »

© Benoît Stichelbaut / PRB
© Benoît Stichelbaut / PRB

¿Será la climatología el factor decisivo?

«Sí, en parte,  será en función de la sincronización. Si los frentes vienen uno tras otro y si el tiempo resulta ser favorable, no voy a ser capaz de mantenerse en la batalla con los foilers. Pero si tenemos que hacer frente a difíciles transiciones, ahí voy a tener la ventaja. Por ejemplo en el regreso, durante la subida por el Atlántico, las estadísticas muestran que hay una probabilidad entre el 25% y el 30% de que nos tengamos que enfrentar a una alta presión que nos va a bloquear entre el Ecuador y Europa. Entonces, no va a quedar otra opción que navegar contra el viento prácticamente todo el camino hasta Les Sables d’Olonne».

Es muy raro ver a los barcos de nueva generación amenazados por un IMOCA más antiguo…

«De hecho, es la primera vez que los nuevos IMOCA no siempre van a ser más rápidos que los más viejos. Desde hace tiempo, allá por el año 2000, he visto la botadura de nuevos barcos. Cada vez que salía uno al agua, lo veíamos y decíamos, ‘Wow, ese es muy rápido’. Esta vez, hemos visto que en algunas condiciones, pueden ser rápidos, pero en otras condiciones nos hemos echado unas buenas risas!»

«El ganador de la Vendée Globe será el que sea más hábil en el agua»

¿Cree que estamos hablando demasiado acerca de la tecnología y no lo suficiente sobre los hombres?

«Sí. Las innovaciones tecnológicas están en las noticias de hoy en día, pero dentro de siete meses, cuando la regata haya comenzado, serán los hombres los que marquen la diferencia, no las máquinas. No hay que olvidarse del hecho de que estamos hablando de una regata en solitario, sin escalas, alrededor del mundo, sin ayuda, y que tienes que terminar. Los navegantes tienen que ser buenos, ser inteligentes, saber dónde situarse entre la seguridad y el rendimiento. Estos barcos, con foils o sin ellos, requieren una cierta habilidad. La experiencia y la inteligencia del navegante aquí son clave. El ganador de la Vendée Globe será uno, el que sea más hábil en el agua».

¿Cómo ve la línea de salida de la próxima Vendée Globe? Parece ofrecer una gran variedad…

«En general, se podría decir que hay unos diez navegantes destinados exclusivamente a pelear por la regata, lo que supone alrededor de un tercio de la flota. Para los demás, la mayoría, es más el tener una historia que contar. Este aspecto de aventura es una parte integrante de la Vendée Globe. Estoy muy contento por los jóvenes que participan en la Vendée Globe, están aquí para ganar experiencia. Pero hay que prestar atención, en mi opinión, a la manera en que las cosas se están desarrollando. No estoy convencido de que vayamos en la dirección correcta. Para mí, la Vendée es una competición de un nivel muy alto con los mejores navegantes en el campo de regatas más exigente. No se trata de moverse por el mundo lentamente, en 110 días. No es algo que deba ser visto como algo común. La Vendée Globe es una aventura increíble, y así debe seguir siendo. Es la regata en sí la que hace que este evento sea tan excepcional».

Saludos y buenos vientos.

0 Comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

¡Bienvenido! Inicie sesión en su cuenta

Recuerdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password