Vuelta a España a Vela 2010.- La Vuelta se decide en la etapa Palma-Barcelona

Vientos flojos y caprichosos con mucho calor mantendrán la incertidumbre hasta el final.

La flota navegó muy agrupada hasta Dragonera, donde comenzó a cruzar con poco viento el canal entre Mallorca y la costa catalana.

Muy poco viento en la salida de esta sexta etapa Palma-Barcelona, que pondrá el broche de oro de la Vuelta a España a Vela, tras tres semanas de circunnavegar la península Ibérica en seis etapas. El viento térmico de la bahía de Palma sopló tímidamente en los primeros compases de la etapa, tras darse el tiro de salida a las 12:05 horas.

Situada la línea de salida frente al barrio pescador de Es Molinar y Portitxol, la flota partió en busca de una baliza fondeada en las inmediaciones de Can Pastilla, regresando a la boya de salida, desde donde afrontar la salida de la bahía de Palma, para buscar la isla de Dragonera que debían dejar a estribor evitando el delicado canal de paso frente a Andraitx.

Una buena salida del W Hotels-Nova Bocana le permitió tomar el mando de la flota, apresurándose tras un discreto inicio del Estrella Damm, que en pocas millas enmendó, y que se juega con el primero el tercer puesto de la clasificación final, con permiso del Movistar. Un Movistar que se quedó clavado en la línea, partiendo muy tarde y dando cuenta del Pakea-Bizkaia, del GAES Centros Auditivos y del Central Lechera Asturiana, mientras el Estrella Damm ya había superado al PRB y pugnaba con el Safran por el segundo puesto.

La flota de IMOCA Open 60 se dirige hacia la baliza de Can Pastilla, en la bahía de Palma, con el castillo de Bellver al fondo. © Nico Martínez / Vuelta a España a Vela

Librada la bahía de Palma, el viento térmico dejó paso a un NNW que obligaba a ceñir rumbo a Dragonera e iba amainando de intensidad, quedando en unos escasos 2-3 nudos tras librar el islote. La inestabilidad del viento impedía una elección de velas unánime, así como el rumbo que seguían, y mientras algunos optaban por mantener el barco a velocidad, otros pensaban en situarse donde su estrategia presumía ventajosa ante un posible aumento del viento, quedando los ocho barcos participantes bastante dispersos. El Safran y el W Hotels-Nova Bocana seguían al mando de la flota, seguidos por Movistar, PRB y Estrella Damm, todos ellos muy próximos entre sí. Un poco más atrás, el GAES Centros Auditivos, el Central Lechera Asturiana y el Pakea-Bizkaia trataban de no perder comba, y permanecer atentos al próximo cambio de viento.

Por delante 140 millas hasta La LLosa, un bajo situado frente a Palamós, donde se sitúa una meta volante bonificada con media puntuación, para luego emprender las 50 millas hasta la meta de Barcelona. Será una noche tensa e intensa.

[Más info]

Saludos y buenos vientos

0 Comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

¡Bienvenido! Inicie sesión en su cuenta

Recuerdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password