Zarpa la RORC Transatlantic Race de Arrecife.

La quinta edición de la RORC Transatlantic Race está en marcha. La regata zarpaba este sábado de Arrecife, despidiéndose de Marina Lanzarote, que una vez más le proporcionó un lugar ideal para prepararse para la regata de 3,000 millas náuticas hacia Marina Port Louis, en la isla de Granada.

La flota tuvo una salida limpia“, comentaba Tim Thubron desde el Comité de Regata de la RORC. “El Kuka 3 fue el primero en cruzar la línea, seguido por la Clase 40 Hydra y los dos multicascos: el PowerPlay y el Maserati”.  El esperado comienzo de vientos suaves dejó paso a una agradable brisa marina favoreciendo que muchos de los equipos optasen por permanecer en la costa para ganar presión al descender a lo largo del paisaje volcánico de Lanzarote. El Supermaxi My Song de Pier Luigi Loro Piana fue el primer barco en pasar la baliza de desmarque en Puerto Calero Marina, seguido muy de cerca por los dos multicascos.

El barco de mayor eslora en regata, el Baltic 130 My Song de Pier Luigi Loro Piana © Rodrigo Rato

El PowerPlay MOD70 de Peter Cunningham se llevó el primer duelo con el Multi 70 Maserati de Giovanni Soldini con el lanzaroteño Carlos Hernández y el majorero Oliver Herrera entre la tripulación. El PowerPlay lideraba por varias esloras en el paso de la baliza de desmarque. Ambos trimaranes volaban sobre un casco, incluso con los vientos suaves que los empujaban, toda una premonición del fantástico duelo que se vivirá durante el descenso de las Canarias rumbo a Granada.

El Kuka3, de Franco Niggeler, con Chuny Bermúdez y Gonalo Araujo es segundo en la general © Rodrigo Rato / Kuka3

El Cookson 50 suizo, Kuka 3 de Franco Niggeler, donde navegan Chuny Bermúdez y Gonzalo Araujo, navega muy bien. Es segundo en la general IRC por detrás del My Song – que cuenta con el cántabro Nacho Postigo como navegante – y primero en la Clase IRC Zero. El finlandés Xp-44 Xtra Staerk de Arto Linnervuo tuvo una buena salida, superando a los tres Clase 40 en la baliza de desmarque.

En la división Clase 40, el noruego Hidra de Henrik Bergesen fue el primero en pasar la baliza de desmarque, justo por delante de la patrona francesa Catherine Pourre a bordo del Eärendil. El equipo corintio franco-finlandés de Stephane Bry que compite a bordo del Sirius, se situaba un poco por detrás de los líderes, pero con todo listo para disfrutar de una aventura que está marcada hace tiempo en su agenda.

El barco más pequeño de la flota, el Sun Fast 3600 británico, Black Sheep de Trevor Middleton © RORC / Joaquín Vera

El inglés Sun Fast 3600, Black Sheep, de Trevor Middleton – el barco más pequeño de la flota – logró escaparse de la vigilancia de la flota. Con solo una tripulación de cinco hombres hizo una salida ‘de libro’.  La tripulación amateur que compite a bordo del First 47.7 Kali está comandada por vez primera por Corinne Wirth. Representando al Swiss Ocean Racing Club, este equipo es el ejemplo perfecto del espíritu de esta regata: Navegar seguro y rápido!

Tras las primeras horas, toda la flota optó por navegar al norte de las islas Canarias evitando así las zonas de sombra de viento del sur de las islas. En estos momentos el Kuka 3 de Chuny Bermúdez y Gonzalo Araujo es segundo, por detrás de My Song de Nacho Postigo, a 21 millas.

Saludos y buenos vientos

0 Comentarios

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Login

¡Bienvenido! Inicie sesión en su cuenta

Recuerdame ¿Perdiste tu contraseña?

Lost Password